30 de septiembre de 2013

Un mediocre a escena


"Guardiola es un técnico fantástico. Pero, como persona es un cobarde. No es un hombre". Una de las frases de Zlatan Ibrahimovic en el seminario alemán “Der Spiegel”, sobre su relación con Pep Guardiola, actual entrenador del vigente campeón de la Champions League y referente mundial tras sus éxitos cosechados con el FC Barcelona, por todos conocidos.

Otra perlita del sueco, “me quitó del camino, apenas hablaba conmigo y ya no me hacía jugar". Desconocía que los técnicos de los equipos tuvieran que dar explicaciones a sus jugadores de por qué si o por qué no juega.

"Me sacrificó por Lionel Messi y no tuvo el valor de decírmelo. Guardiola no tiene huevos", el tiempo ha demostrado que Pep acertó de pleno en la decisión.

Ibrahimovic es uno de los mejores delanteros del mundo, pero la codicia del dinero le llevó a aceptar la oferta del multimillonario PSG francés. Equipazo  sí, pero en una liga menor que no tiene titulares en prensa a nivel mundial, cuestión que a tipos como el sueco no les agrada, pues necesitan tener presencia pública para mantener su ego alto.

Además, considero que el único cobarde en toda esta historia es el propio Zlatan, ya que, todo lo que tenía que decir a Pep Guardiola lo ha hecho a través de diferentes entrevistas en distintos medios de comunicación europeos, siempre con mal gusto y faltando al respeto, demostrando, una vez más, ser un mediocre como persona.


Redactor: @TheSpecialPep