10 de octubre de 2013

¡¡¡La orden está dada!!!


Según algunas informaciones el Presidente del Real Madrid, Florentino Pérez, y el guardameta blanco, Iker Casillas, han mantenido una reunión en las oficinas del club, donde el Presidente, supuestamente, le ha comunicado a Casillas su plena confianza en él y en la necesidad de que no abandone el Real Madrid en diciembre.
 Todo apunta que desde el club se pretende la vuelta a la titularidad de Iker tanto en Liga como en Champions, para evitar la huida de Casillas a otro equipo europeo, lo que implicaría no sólo su pérdida sino el refuerzo de un rival para la próxima Champions. La papeleta queda en manos de Carlo Ancelotti. Él se metió en un lío poniendo a un portero para una competición y a otro para la otra, y él será quién “decida”. Ciertamente, tengo mis dudas, tiene pinta que Florentino ha decidido por él.
 El Presidente blanco tiene claro que el “escudo Mou” ha desaparecido, y otra temporada en blanco y Casillas fuera del Real Madrid, podría provocar su salida del club con carácter urgente. La solución es sencilla siempre que tengas a una marioneta como el técnico italiano. Veremos cómo es la personalidad de Ancelotti en el próximo partido de liga contra el Málaga.
 Por último, la situación de Diego López no es nada cómoda, y más si Casillas vuelve al once inicial en todas las competiciones. Su “fallo” ha sido jugar al fútbol y defender la portería madridista de forma brillante, pero está en medio de una guerra sin cuartel entre el “mouriñismo” y la cuadrilla de periodistas al servicio de Iker Casillas.
Redactor: @TheSpecialPep