13 de octubre de 2013

El caso Bale

 Bale es el jugador más caro de la historia”, palabras del representante del galés hace unos días, dejando en evidencia las declaraciones oficiales del Real Madrid sobre el coste del fichaje. Es decir, estamos hablando, aproximadamente, de unos 101 millones de euros. Todo esto viene por la posible lesión en la espalada de Gareth Bale, la cual nos enteramos ahora que se le descubrió en el reconocimiento médico previo a la firma del contrato. Aun así se le fichó, había que cerrar los fichajes de verano haciendo el más caro, cuestión de prepotencia.
Bale llegó a la disciplina blanca después de un verano movidito, supuesta lesión que le impidió realizar la pretemporada con el Tottenham y posterior fichaje por el Real Madrid. Digo lo de “supuesta lesión” porque todo parece indicar que fue una forma de presionar al equipo inglés para forzar su salida, comúnmente denominado tácticas Florentino. Desde luego funcionó, pero no a cualquier precio. El bueno de Levy, presidente del Tottenham, sacó una buena tajada y cerró el fichaje más caro de la historia.
 Después de su estreno en el Madrigal, incluso haciendo un gol, parecía presagiar una gran temporada para el extremo galés y el Real Madrid, en la búsqueda de la ansiada décima. Pues de momento, nada de nada. Se quedó en el gol contra el Villarreal, en el intento de jugar contra el Getafe lesionándose en el calentamiento y en una segunda parte contra el Atlético que no aportó más bien poco. El multimillonario fichaje de Bale no funciona, y encima, posible hernia discal, éramos pocos y parió la abuela.
Bale se une a otros casos de jugadores que llegaron lesionados al club blanco, como Woodgate, Altintop, Conceiçao, Huntelaar…, ninguno de ellos salió por la puerta grande del Bernabéu, más bien todo lo contrario, veremos qué pasa con “el caso Bale”.

Redactor: @TheSpecialPep